La historia de los seguros

31 julio, 2013

¿Alguna vez has pensado desde cuándo se realiza la práctica de asegurarse “por si acaso”? Es más antigua de lo que crees

seguros

Entre los años 4000 y 3000 a.C. los mercaderes babilónicos asumían el riesgo de pérdida de las caravanas que transportaban mercancía, pues estaban a la merced de actos de piratería y accidentes.  En el Código de Hammurabi (1760 a.C.), escrito por el rey de Babilonia Hammurabi, se tienen algunos aspectos que son antecedentes de una práctica de aseguradora, como el préstamo que se le otorgaba a los capitanes de los barcos para los imprevistos. Se le conocía como “préstamo a la gruesa“, que los griegos legalizaron después. En la Edad Media, la gente se organizaba en colectivos para crear fondos de apoyo en caso de que incendios y otros desastres destruyeran hogares enteros y negocios.

Los piratas fueron los que mejor aprovecharon el concepto de seguro de vida y gastos médicos. Los viajes de exploración, saqueo y comercio implicaban riesgos, sobre todo cuando debían enfrentarse a otros. Henry Morgan (ahora imagen de un ron de consumo popular), creó una cartilla en la que ofrecía beneficios a los hombres que resultaran heridos en batalla, según el daño recibido (desde la pérdida de una mano a la ceguera total).

Con el paso de los años, sobre todo para proteger inversiones, los empresarios crearon cajas de ahorro para casos de emergencia (reparaciones, desastres, etcétera) y muchas aseguradoras actuales nacieron de esa forma. Los seguros de vida formales aparecieron hasta la segunda mitad de 1700, aunque en México comenzaron a legalizarse hasta ya entrado el siglo XIX.

Como ves, siempre se trata de cuidar lo que más importa, así que no dejes para mañana lo que puedes asegurar hoy. Consulta nuestras coberturas especiales para tu empresa y empieza desde cero sólo una vez. Contrata al 01800 3627373.

Síguenos en Twitter (@MAPFREMexico) y  danos Me Gusta en Facebook (MAPFREMexico).